LA PUERTA DEL LEÓN DEL ALCÁZAR

“Ad utrumque”. Esta es la inscripción que porta el famoso león representado en un panel de azulejos sobre la entrada principal del Alcázar. Es la versión abreviada del lema “Ad utrumque paratus”, de la “Eneida” de Virgilio, que se podría traducir como “preparado para lo uno y para lo otro” o “preparado para todo”.

Esta puerta data del siglo XIV y fue abierta sobre las murallas almohades en tiempos de Pedro I. El objetivo era dar acceso directo al magnífico palacio mudéjar que el rey estaba construyendo en el interior del Alcázar. 

La representación del león que vemos actualmente fue realizada en 1892 en la trianera fábrica de cerámica de Mensaque, siguiendo un diseño de José Gestoso, historiador del arte, investigador y gran divulgador de temas sevillanos. 

El panel muestra a un león con corona real abierta, que porta en una de sus patas una cruz y posa otras dos sobre una lanza, todo enmarcado por un cordón con nudos en las esquinas.

Sigue el criterio historicista imperante en las restauraciones de la época, ya que hay que recordar que el león ha sido el animal más usado históricamente para representar al rey y, en general, a la soberanía española. 

En concreto, el diseño de Gestoso es muy similar al utilizado en época de Felipe III y Felipe IV, que también hicieron uso del lema “Ad utrumque paratus”, queriendo aludir a la disposición del rey a actuar, tanto en situaciones de paz como en tiempos de guerra. Como reminiscencia, aún hoy es el lema de la Flotilla de Submarinos de la Armada.

 

Para compartir / To share...
Publicado en Detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.